hortalisses

Cómo tener una alimentación sostenible

Seguir una alimentación sostenible es una de las claves del consumo consciente. En este artículo hablamos de cómo conseguirlo con consejos y propuestas reales.

Alimentarnos es una necesidad básica y seguir las pautas de una alimentación sostenible y poder hacerlo bien (de forma sana) es un derecho fundamental. Aun así, a lo largo de las últimas décadas, el negocio de la alimentación ha provocado que nos encontremos inmersas en un sistema de producción, distribución y comercialización que percibe los alimentos como mercancías y no como un bien común.

¿Por qué comemos lo que comemos?

En el sistema agroalimentario, que incluye todos los agentes que intervienen, desde la siembra del alimento hasta la llegada a nuestras cocinas, intervienen grandes empresas que deciden qué, cómo, cuándo y cuánto sembrar y, por lo tanto, consumir. En el Estado Español, la distribución de alimentos está monopolizada por siete grandes empresas: cinco distribuidoras (Carrefour, Mercadona, Eroski, Alcampo y El Corte Inglés) y dos centrales de compras (Euromadi e iFA), que concentran el 75% de la distribución de los alimentos.

Los cambios en los estilos de vida, la concentración de población en las grandes ciudades, el hecho que todos los miembros adultos de la familia trabajen, etc. han provocado cambios en las pautas de consumo: ya no dedicamos suficiente tiempo a alimentarnos correctamente. A muchas personas les resulta más cómodo proveerse en las grandes superficies y consumir alimentos procesados o comer fuera de casa; y así es como el crecimiento de las grandes superficies ha ido en detrimento de la existencia de pequeñas tiendas especializadas y de barrio.

FRAGMENTO EXTRAÍDO DEL CUADERNO
Núm. 56.
Descárgate aquí el pdf. Sumario Entrevista a Esther Vivas  “ La gran distribución se ha apropiado de la agricultura ecológica” PANORAMA. La comida…

Ante todo esto, hay múltiples formas de producción, distribución y consumo que garantizan justicia a todos los eslabones del proceso: garantizan derechos laborales, apuestan por el consumo local i de temporada, buscan generar un menor impacto medioambiental, etc. Múltiples iniciativas que hacen jaque a la industria agroalimentaria.

¿Qué puedes hacer para seguir una alimentación sostenible?

  1. Compra productos de temporada.
  2. Evita comprar los productos frescos (fruta y verdura, pescado, carne) en grandes superficies y apuesta por las tiendas especializadas de tu entorno o por los mercados locales.
  3. Intenta proveerte a través de una cooperativa de consumo, de un supermercado cooperativo o de un mercado local.
  4. Descubre la cocina de aprovechamiento, ¡desarrolla tu creatividad en la cocina para evitar dejar perder nada!
  5. Procura reducir el consumo de carne y el de alimentos precocinados o procesados.

Soluciones y servicios que te ofrecemos desde Opcions

El objetivo de Opcions es promover un modelo de consumo más sostenible y justo con el territorio y las personas. Investigamos y difundimos las claves del consumo consciente en los diversos ámbitos de consumo. A continuación, hacemos un resumen de los puntos principales para llevar a cabo una alimentación sostenible:

  1. Provéete a través de una distribuiora de consumo responsable.
  2. Compra a granel.
  3. Come de forma saludable,con criterios de justicia, sostenibilidad y corresponsabilidad.
  4. Da una oportunidad a los productos escondidos de nuestro territorio.
  5. Elimina intermediarios.

 

1. Provéete a través de una distribuidora de consumo responsable

Desde ya hace unos años, el mercado de los alimentos etiquetados como “Bio” o ecológicos va en aumento. Esto implica, a priori, una mayor toma de responsabilidad por parte de las personas consumidoras que se preocupan, no solo por su salud, sino también por el proceso de producción de aquello que consumen. Aun así, cuando compramos productos ecológicos, tenemos que poder sumar, también, otros valores, como son la proximidad, que esté elaborado en condiciones laborales justas o que el proyecto que lo desarrolla tenga un impacto social positivo. Y tenemos que poder pedir que estos mismos valores se apliquen también en el proceso de distribución.

Nuestra propuesta:

  • Quèviure. Es una distribuidora mayorista de consumo responsable que tiene la voluntad de ser un punto de encuentro entre consumidores y productores, y promover tanto el consumo de unos como el trabajo de los otros. Distribuyen productos ecológicos, de proximidad, comercio justo y hechos por otras cooperativas. Se han especializado en producto alimentario seco y elaborado, productos de limpieza y vajilla compostable.

 

2. Compra a granel

Prácticamente todo el que consumimos actualmente (alimentos, productos de higiene, limpieza, papelería…) lleva algún envase o embalaje desechable. Una muy buena opció para reducir residuos ées comprar a granel y llevar nuestras bolsas y envases.

Chica al mercado con una cesta para comprar a granel. Foto vía Canva

Nuestras recomendaciones:

  • Granoleta. Pequeña tienda ubicada en el barrio barcelonés de la Sagrera, con productos a granel como frutos secos, fruta deshidratada, vinos, legumbres, cereales, champús sólidos, productos de limpieza a granel y mucho más.
  • A granel. Además de la alimentación, también podemos optar por la compra a granel de detergentes. Esta cooperativa produce y distribuye productos de cosmética, higiene y limpieza ecológicos a granel.
  • La coopmunitat. Cooperativa de trabajo asociado que, dentro de su proyecto Teleia, se dedica a la confección de bolsas con ropa reciclada para la compra a granel.

 

3. Come de forma saludable, con criterios de justicia, sostenibilidad y corresponsabilidad

¡El cambio también comienza en los fogones! Llevar a cabo una alimentación no solo sana, sino también responsable y sostenible, es una buena manera para practicar el consumo consciente desde la cocina. Cocinar con productos de temporada y de proximidad, producidos de manera ecológica y desde proyectos con impacto social y justicia laboral es, en definitiva, un acto revolucionario.

 

4. Da una oportunidad a los productos escondidos de nuestro territorio

Tenemos un territorio lleno de pequeños productores que desarrollan su trabajo con dedicación y voluntad transformadora y elaboran productos de gran calidad. Consumir sus productos es una manera de apoyarlos y de realizar un consumo con un impacto económico, medioambiental y social positivo.

Descubre:

  • Ca l’Espavil. Una casa de turismo rural ubicada en el pueblo de Cardedeu (Cataluña), pero también un proyecto familiar con valores de transformación. Distribuyen una pequeña colección de vinos, que seleccionan con el mismo amor y dedicación con los cuales han desarrollado su proyecto.

 

5. Elimina intermediarios

¿Cuántas veces tenemos la oportunidad de conocer las manos que han plantado lo que comemos? Podemos hacerlo si nos acercamos a los mercados locales, a nuestras cooperativas de consumo o si nos preocupamos por hacer compra directa a las productoras.

En muchos mercados es posible comprar sin intermediarios. Foto vía Canva

Proponemos:

  • Som esqueix. Esta asociación sin ánimo de lucro recupera tierras abandonadas para promover la agricultura ecológica y dar oportunidades de formación e inserción laboral, promoviendo el consumo responsable y de proximidad. Distribuyen cestas de verdura en la zona del Baix Llobregat.

Este artículo es posible gracias a personas que colaboran con OPCIONS

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Núm.65

NUEVO

Confort térmico. ¿Cómo lo generamos en tiempos de emergencia climática?

INVIERNO 2023

Núm.65

NUEVO

Confort térmico. ¿Cómo lo generamos en tiempos de emergencia climática?

INVIERNO 2023