5 regalos prácticos que evitarán muchos residuos el 2018

Si te preocupa el medio ambiente y aborreces el regalar por regalar, aquí encontrarás ideas que te interesan. ¡5 propuestas útiles para reducir los residuos durante todo el año!

¿Buscas cómo dar la vuelta a los regalos de Navidad? Si estas fiestas quieres hacer o recibir regalos, te proponemos ideas prácticas para empezar el año con el reto de reducir residuos.  Estas Navidades, ¡que los regalos sean para vivir de forma más sostenible!

 

1. Bolsas de malla para comprar fruta y verdura

Bitsy bags. Bosses per comprar fruita i verdura.

Aún no se cobran, pero las bolsas de plástico de las secciones de fruta y verdura también tienen un coste ambiental importante. Si queremos regalar una alternativa práctica para evitar este residuo, tenemos las Bitsy bags. Las han diseñado dos amigas de Barcelona y se fabrican en Europa.

Cuando se ensucian se pueden poder en la lavadora. Son tan ligeras que no hace falta tarar la báscula, pero aguantan hasta tres quilos de peso. Tienen tres años de garantía y si después se acaban rompiendo, se pueden tirar en el contenedor amarillo porque son reciclables. Se pueden comprar en línea o en los establecimientos que relacionan en su web.

 

 2. Bolsas de algodón para comprar a granel

Bosses de cotó per comprar a granelLa compra a granel ha vuelto con fuerza. Cada vez más personas optan por evitar así muchos envoltorios de plástico. Pero esto comporta el uso de montones y montones de bolsitas de papel, que a menudo se tiran después de su primer uso.

Para evitar este residuo, un buen regalo son un conjunto de bolsas de algodón, si puede ser, de distintas medidas.  Así nos serviran tanto para los cereales, las legumbres, la fruta seca o hasta la pasta. Si nos defendemos bien con el hilo y la aguja, podemos coserlas en casa y así hacemos un obsequio único y especial. Si tiramos por la vía fácil, podemos encontrar en el mercado. Como éstas de Usar y Reusar, con dibujo y mensaje, o las de Cotó-Roig.

 

3. Bolsa del pan

En todas las casas había una, pero con la expansión del uso de las bolsas de plástico y la venda de pan envasado, fueron quedando arrinconadas. La bolsa del pan no solo sirve para ir a la panadería. También, una vez estamos en casa, es el lugar ideal para guardar el pan y que se conserve más tiempo (aún mejor si ponemos pan y bolsa dentro de un cajón). Tan solo es necesario recuperar la costumbre de coger la bolsa antes de salir de casa y, claro, ir a un horno, no a una tienda donde solo encontraremos pan envasado. En algunas tiendas de textil o menaje para el hogar las venden.  También podemos confeccionarla en casa y así conseguimos un regalo único. En la red podemos encontrar tutoriales para guiarnos.

 

4. Botella

El drama del consumo de agua embotellada tiene solución. Solo hace falta tener una cantimplora personal y pensar en rellenarla antes de salir de casa. Hay de preciosas y de materiales distintos. Los de más confianza son: Ampolla Laken

– El acero inoxidable: la marca espanyola Laken tiene, fabricadas en su planta de Múrcia. Otras opciones de importación son de las marcas Onya, australiana, y Clean Kanteen, americana.

– El cristal (protegido por una malla de silicona por fuera): las de  Lifefactory se fabrican en Europa.

Si optamos por el plástico, se debe tener en cuenta que no sea un envase con bisfenol A (BPA) o alguno de sus sustitutos, como el bisfenol S. La Agencia Europea de Sustancias Químicas, en junio de este año, incluyó el bisfenol A en la lista de químicos altamente preocupantes. El bisfenol S no figura en esta lista pero sí consta en la lista SIN de Chemsec.

 

5. Portabocadillos

Envolver el bocadillo con papel de aluminio no es una opción sostenible. Los costes ambientales de las minas de bauxita, el mineral que hace falta per a fabricar este material, es muy elevado. Pero el papel de aluminio se usa solo unas horas para transportar comida y después se tira. Ahora hay muchas alternativas, con diseños atractivos que pueden ser un buen regalo. También se pueden hacer en casa, con tela y una lámina de plástico. De las opciones que hay en el mercado, os proponemos dos:

Ecotó rosa. Esmorzars sense residus.

Ecotó es uno de los productos de Estel Tàpia, una empresa dedicada a la inserción laboral de personas con algún tipo de discapacidad. El Ecotó se hace con algodón, un plástico para evitar manchas y un sistema de cierre con velcro o botones. Podemos comprarlo en la sede de la empresa, en el barrio del Raval de Barcelona, o consultar en su web otros puntos de venta.

 

 

Boc'n'roll blau.

Boc’n’Roll es el producto estrella de Roll’eat, una empresa barcelonesa. Crearon el Boc’n’Roll inspirados por lo que habían visto hacer toda la vida a su abuela. En su catálogo encontramos otras ideas para transportar la comida sin generar residuos. El Boc’n’Roll, que se fabrica en China, está confeccionado con tela de algodón y poliéster (o solo poliéster, según el modelo) y una lámina de plástico sin bisfenol A. El cierre se fabrica con un velcro, que permite ajustar el envoltorio a la medida del bocadillo. Es fácil encontrar en ferreterías y otras tiendas con productos de menaje del hogar.

 

 

 

Hemos dicho cinco pero, en realidad, las ideas para evitar residuos son muchas más. También puedes regalar:  pañuelos de tela, una iogurtera, un bolígrafo recargable,  un lote de toallitas de tela, una jarra para filtrar el agua y hasta un compostador.

Y claro, también puedes regalar una suscripción anual a

Somos la única revista especializada en consumo consciente y damos muchos recursos para evitar los residuos en el día a día.  Estas fiestas, si haces tu suscripción y una de regalo, la segunda te sale a mitad de precio. Regalar un año de Opcions es regalar un año de buenas ideas para evitar residuos, consumir menos y vivir mejor.


Laia Tresserra

Directora de Opcions

FacebookTwitterLinkedinPinterestGoogle+emailFacebookTwitterLinkedinPinterestGoogle+email