10 criterios clave para comprar material escolar

Rotuladores de todos los colores, mil tipos de bolígrafos, montañas de libretas... ¿Cómo encontrar las opciones más sostenibles?
Comprar material escolar.

Para consumir material escolar, siguiendo las claves del consumo consciente, primero hemos de tomar medidas para necesitar el mínimo posible. Acto seguido valorar si tenemos opciones de hacer este consumo sin comprar. Algunas veces, después de hacer estas reflexiones, llegamos a la conclusión que nos será necesario pasar por caja. Para  estos casos, damos los diez criterios a tener en cuenta en el momento de seleccionar productos:

  1. De segunda mano: Calculadora, compás, libros, estuches, mochilas
  2. De proximidad: De esta manera reducimos gastos de transporte, repercutimos de forma positiva en nuestro entorno y favorecemos el medio ambiente
  3. De calidad: Que sean duraderos, por ejemplo: portaminas de metal, reglas con la escala grabada o en relieve y sacapuntas de madera o metal con una buena navaja.
  4. Recargables: Rotuladores, rotuladores permanentes y marcadores o bien que tengan recambios (lápices portaminas, bolígrafos, agendas)
  5. Hechos con material reciclado: Es especialmente importante recurrir papel reciclado en el caso de libretas, agendas y folios. También se pueden encontrar estuches hechos con tejidos reciclados y bolígrafos fabricados con envases de plástico reciclado. En el caso de los bolígrafos la mejor opción es el metal (con recambios de mina), por durabilidad.
  6. Fabricados con materiales renovables i de explotación sostenible, como pueden serlo la madera, el papel o el cartón con certificación de explotación sostenible FSC. También podemos encontrar artículos como sacapuntas o bolígrafos de bioplástico. Los bioplásticos son materiales de base vegetal como el maíz o la patata. No siempre soportan bien el paso del tiempo y pueden provenir de plantas transgénicas. En lo que se refiere a las gomas, las hay de caucho natural (la mayoría son de PVC o caucho sintético), pero la extracción del látex necesario para fabricar el caucho natural no está exenta de problemática, tal como vimos en este artículo sobre preservativos.
  7. Fabricados con materiales biodegradables como la madera y el papel. Los bioplásticos también son biodegradables pero hemos de valorar, tal como ya se ha dicho, si nos ofrecen las mismas garantías de durabilidad. Evitemos los productos de difícil o imposible reciclaje, como por ejemplo los que mezclan materiales que no se pueden separar para su reciclaje. Un ejemplo lo son las tan habituales tapas de cartón plastificado.
  8. Que no contengan metales pesados (los tienen algunos rotuladores y marcadores) ni productos químicos. Evitemos tintas de rotuladores y marcadores con disolventes y alcoholes. Las substancias con base de agua también pueden contener tóxicos pero en general menos. Evitemos también los productos con PVC (habituales en las gomas) o acabados con barnices y lacas. Por ejemplo, escojamos lápices tratados con ceras naturales. En lo que se refiere a las colas, la goma arábiga no es tóxica.
  9. Distribuidos a granel o sin embalajes innecesarios, tan habituales en las tiendas de autoservicio. Los blísters son prescindibles y tampoco es necesario que las libretas y agendas se presenten retractiladas.
  10. Comercializados en establecimientos de proximidad, iniciativas de la economía social y solidaria o proyectos especializados en el sector de la papelería ecológica.

Acto seguido damos pistas para encontrar-las

Dónde encontrar material escolar sostenible

La compra con criterio no sólo tiene relación con aquello que compramos sino también con dónde lo compramos. Si apostamos por comercios de proximidad, fortalecemos nuestra comunidad y evitamos desplazamientos innecesarios. Si, además, encontramos opciones en la economía social y solidaria, contribuimos a mantener esta alternativa económica. En comercios especializados es más fácil también, encontrar personal cualificado que puede asesorarnos en nuestra compra.

2 ideas para evitar compras innecesarias

1.- Ir a la compra con la lista ya elaborada

2.- Procurar efectuar la compra sin la presencia de los menores si consideramos que no tendremos la energía suficiente para gestionar las peticiones que nos puedan hacer.

En la mayoría de tiendas con material de papelería podemos encontrar artículos de papel reciclado. Un buen ejemplo es la red de tiendas de la cooperativa Abacus, con presencia en Catalunya, País Valenciano y Palma. En Barcelona también podemos encontrar bastante material escolar con características ecológicas en Paperam y en La impremta ecològica. En la ciudad de València está Ecosumes.

Si en la tienda donde vamos a efectuar la compra no encontramos lo buscado, siempre nos queda el recurso de facilitarles el contacto de una distribuidora especializada como, por ejemplo, Ecoreciclat o eCRAC. También existen las tiendas en línea especializadas en papelería sostenible como lo son Dinamo y Milhojas; esta última es una pequeña cooperativa formada por mujeres y vinculada al Mercado Social Madrid. La distribuidora catalana eCRAC no dispone de tienda en línea pero los particulares podemos efectuar pedidos telefónicos o vía correo electrónico (con las cantidades mínimas que indican en su web).


Laia Tresserra

Directora de Opcions

FacebookTwitterLinkedinPinterestGoogle+emailFacebookTwitterLinkedinPinterestGoogle+email


Deja un comentario