Las bragas absorbentes

Braga y compresa, todo en uno. Las bragas absorbentes combinan la facilidad de un método de retención externo con la libertad de movimiento de los externos.
Bragas absorbentes de la marca Cocoro.

Las bragas absorbentes, igual que las copas menstruales o las compresas de tela, no son un invento de última generación. Hace años ya se comercializaban, para combinar con el uso de tampones. Pero los tiempos han cambiado y los tejidos y diseños han evolucionado.

 

Como funcionan

Las bragas absorbentes se fabrican combinando distintos tejidos. La zona que queda en contacto directo con la vulva acostumbra a ser de algodón. Debajo se esconde el tejido técnico, que debe tener las características siguientes: absorbente, hidrófugo, antibacteriano y transpirable. La capa exterior hace de barrera a posibles fugas. Puede ser, por ejemplo, de elastano o nailon.

 

Como se lavan

Es recomendable seguir las indicaciones de cada fabricante. Pero, igual que con las compresas de tela, hay unas cuantas recomendaciones que no fallan:

  1. Ponerlas en remojo con agua fría
  2. No utilizar suavizante
  3. Tenderlas al sol (si son de color oscuro, solo si parece que queda mancha, porque el sol perjudica la coloración del tejido)

Si no las hemos puesto en remojo y cuando las bragas absorbentes tienen que ir a la lavadora cuando ya se ha secado la menstruación retenida, es importante, como mínimo, remojarlas bien. La braga no quedará limpia si la lavamos acartonada. Si, una vez lavada notamos que la zona del puente no ha quedado blanda y suave, conviene repetir el lavado para garantizar que no pierde capacidad de absorción.

Para un buen mantenimiento de las bragas, no se pueden meter en la secadora ni plancharlas.

 

Usos de las bragas absorbentes

Muchas mujeres han descubierto en las bragas absorbentes el complemento ideal para métodos de retención internos, como la copa menstrual y la esponja marina. También son una buena ayuda para empezar a practicar el sangrado libre. Según la cantidad de flujo menstrual, se pueden utilizar solas y, más allá de la menstruación, abosorben el flujo vaginal y las pequeñas pérdidas de orina.

Goretti, que hace ya casi un año que las usa, está muy satisfecha con ellas. Ella ya hacía tiempo que era usuaria de la copa menstrual, que combinaba con compresa de tela para posibles fugas. Pero siente que con la braga absorbente va más cómoda. También le sirve, sin copa, para los últimos días del ciclo, cuando ya tiene menos flujo. Por otro lado, Anna, que tiene las bragas absorbentes desde hace más de un año, recomienda tener cuidado con el enjuagado para evitar que quede flujo menstrual en el tejido interior y pierdan capacidad de absorción. Las dos coinciden que los cambios fuera de casa son más complicados, según la ropa que se lleve.

 

Cocoro: bragas absorbentes de proximidad

Hay bastantes marcas de bragas absorbentes en países como Estados Unidos y Gran Bretaña. Como las americanas Thinx, que se fabrican en Sri Lanka y tienen una línea con algodón ecológico. O las de la empresa inglesa Mobidi, que confecciona en Australia y fabrica también biquinis y bañadores.

Pero gracias a la cooperativa Femmefleur, desde el año 2017 ya tenemos bragas abosrbentes de proximidad. La empresa barcelonesa, formada por seis mujeres, nació con el objetivo de promover proyectos para mejorar el día a día de las mujeres y se ha especializado en el ámbito de la menstruación. Después de conseguir la financiación necesaria en un Verkami, pudieron hacer realidad las Cocoro. Todos los materiales usados se fabrican en la Unión Europea y la confección es local.