Núm. 22. Consumo consciente de turismo

Descárgate el pdf aquí.

ESTUDIO CENTRAL
¿Te apuntas al viaje? Consumo consciente de turismo
por CRIC
¿Dónde irás este año por vacaciones? ¿Qué hacéis para el puente? Viajar se está convirtiendo en algo tan habitual (¡y barato!) que ya confundimos el ocio con el turismo. ¿Es viajar el ingrediente imprescindible de unas vacaciones? El turismo, gran motor de la economía… Algunos dominicanos, mallorquines o barceloneses nos cuentan historias desmitificadoras. Pero y si no, ¿qué? ¿Tiene sentido hablar de un turismo sostenible o responsable? Con tanta globalización, cada vez es más difícil distinguir un francés de un alemán. ¿Dónde queda el placer de viajar? En este estudio hacemos un paseo por todas estas cuestiones y proponemos ideas que quizás te sorprendan. ¿Te apuntas?

Hablamos, entre otras cosas de:

Lo que nos mueve a viajar
Cómo nos mueven a viajar
¿A quién compramos los viajes?
La huella del turismo
Transporte
Alojamiento
¿Tu rista sin rastro?
La industria turística
El turismo: un desarrollo cuestionable
Movimientos sociales dante el turismo

Los puntos calientes del turismo: ¿Por qué hacer turismo? ¿Qué turismo? ¿A quién compramos los viajes? ¿Cómo viajamos?

 
ARGUMENTOS
Software libre: tecnología participativa
por CRIC
No nos resulta extraño el hecho de que cuando una persona o empresa inventa algo tome medidas, a veces bastante enrevesadas, para que nadie más pueda lucrarse con ello y para mantenerlo en secreto. El software libre, sin embargo, hace justo lo contrario, porque cree que resulta más beneficioso y sugerente colaborar con el objetivo de que todos puedan disfrutar de las mejores creaciones. En la sección Herramientas explicamos cómo pasarnos al software libre.

 
IDEAS
¡Alucina con el vinagre! Te dejará el baño limpio como una patena
por CRIC
Cuando nos disponemos a hacer la limpieza del baño, muchos vamos a buscar automáticamente unos cuantos productos. Continuamente nos ofrecen productos nuevos que, supuestamente, se inventan para que no tengamos que frotar con fuerza, para dejar olor “a limpio”, para desinfectar cada vez más… La publicidad no deja de anunciarnos cuán milagrosos son. Sin embargo, resulta que la mayoría de estos productos tienen efectos colaterales; contienen sustancias tóxicas (fragancias artificiales, lejía, colorantes, ácido sulfúrico, ácido clorhídrico, sosa cáustica…) que perjudican nuestra salud y contaminan las aguas que bajan hacia las cloacas.Existen también productos de limpieza ecológicos que contienen pocos o ningún elemento tóxico, sin embargo esta no es la alternativa de la que queremos hablar en este artículo. Porque resulta que estos productos, tóxicos o no, ¡son totalmente innecesarios! Con sólo cuatro sencillos y económicos elementos que todos tenemos en casa: agua, vinagre, bicarbonato y jabón, podemos hacer auténticos milagros. ¡Ya verás que después de probarlo te entrarán ganas de contárselo a todo el mundo!