Núm. 41. Vino

Descárgate el pdf aquí.

ESTUDIO CENTRAL
¡A nuestra salud!
per CRIC
* El precio que los viticultores perciben por la uva viene muy determinado por los grandes grupos vinícolas, y no cubre los gastos de producción. * ¿Qué es un “vino natural”? ¿Y un “vino ecológico”? * La gran crisis ecológica, social y económica que originó la plaga de la filoxera nos puede ayudar a reflexionar sobre la fragilidad/fortaleza de la interacción del hombre y la naturaleza. * ¡Esta vez tenemos ofertas de producción local a montones! Comprando vinos de bodegas independientes o de cooperativas facilitamos una mejor remuneración para los agricultores.

 
MUNDO EN MOVIMIENTO
por Álvaro Porro
Opciones de turismo rural realmente potenciadoras del medio rural, un montón de ideas inspiradoras para reaprovechar “residuos”, publicaciones y campañas civiles contra las políticas sobre la deuda y la dictadura financiera…

 

BRECHAS PARA TRANSFORMAR
Ordenador nuevo -> menos minerales, más CO2
por Redacción
En ocasiones las administraciones han promovido la sustitución de los aparatos que gastan energía por aparatos más eficientes, como medida de lucha contra el cambio climático (entre otras motivaciones); es el caso por ejemplo de los planes Renove de los coches. Sin embargo, desde el sentido común nos surge la  pregunta: ¿y la energía que se gasta al fabricar el aparato nuevo? En muchos casos, la  respuesta desde el mundo científico es desfavorable a comprar aparatos nuevos muy a menudo. En el caso de los portátiles, un riguroso estudio concluye que, para que las emisiones de CO2 ahorradas gracias al reemplazo de un portátil compensaran las emitidas durante la fabricación, habría que usar el portátil nuevo durante más de 80 años.

 
EL PODER DE LAS COSTUMBRES
Energía, la justa
per Montse Peiron
La Agencia Internacional de la Energía constata que las políticas están fracasando en conducir el sistema energético mundial por sendas más sostenibles, y afirma que el objetivo climático de limitar el calentamiento global a 2ºC se hace más difícil y costoso de conseguir cada año que pasa. Uno de los puntos clave para un futuro más sostenible es reducir el consumo de energía. En el ámbito doméstico tenemos mucho trecho por recorrer, vía cambios en los hábitos cotidianos. Si alguna vez habéis pasado unos días con un fallo en algún suministro (luz, agua, gas), quizás habréis encontrado estimulante la experiencia de teneros que ingeniar cómo hacer muchas cosas de una forma distinta de la habitual, y lo habéis conseguido. Os invitamos a jugar siempre a un reto del mismo estilo: hacer las cosas de cada día como si no pudiéramos tener energía ilimitadamente y conviniera racionalizar mucho su consumo. Que de hecho es lo que ocurre. ¡Ah, pero sin perder calidad de vida! En este artículo damos algunas ideas. Por ejemplo, la costumbre de usar un buen pijama, una buena manta o edredón y una alfombra en el dormitorio permitiría ahorrar en un año tanta energía como la que gastan 11 millones de neveras.

 
EL PODER DE LA COMUNIDAD
La unión hace la fuerza: la construcción del mercado social
por Ruben Suriñach Padilla
La economía social y solidaria tiene como finalidad proveer de forma sostenible las bases materiales para el desarrollo personal, social y ambiental, y como valor central el trabajo humano y las personas, y por extensión toda la sociedad concebida como colectivo. Así es como lo explica la Red de Economía Solidaria. Cuando las empresas de esta economía social se agrupan, intercooperan y ponen herramientas de mercado social al servicio de los ciudadanos, están armando una columna de acción social transformadora. En este artículo conoceremos unas cuantas y veremos qué nos ofrecen.

 
EL PODER DE LAS REGLAS DEL JUEGO
Trabajar menos para vivir mejor. ¿21 horas?
por Álvaro Porro
Reducir significativamente la jornada laboral. ¿Por qué merece la pena pensar en ello? ¿Qué es lo que haría que ello fuera posible? ¿Cuáles serían los efectos? Éstas son algunas de las cuestiones que comienza a afrontar The New Economics Foundation (Fundación Nueva Economía) en una refrescante propuesta que nos invita a imaginar un cambio radical en la distribución del tiempo del trabajo remunerado y todo lo que de ello se pueda derivar. En este artículo entrevistamos a uno de los autores del libro que está divulgando la propuesta en España, Florent Marcellesi.