“Voy en bici por rapidez, economía y salud”

Dejar atrás las colas en la carretera, hacer salud, evitar las aglomeraciones del metro o evitar contaminar. Varios ciclistas nos explican las ventajas de moverse sobre dos ruedas.
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on PinterestShare on Google+Email this to someone

Ramon, Sant Cugat del Vallès
Hago algunos trayectos en bici. Por ejemplo, voy a comprar. Cuando no tengo que cargar demasiado, con la cesta de la bici me basta. A veces tienes que ir por la acera, pero pongo la marcha más corta y voy poco a poco. Por muy lento que sea siempre es más rápido que a pie.

Sergi, Sant Cugat del Vallès
Vivo en Sant Cugat, lejos de la estación, y trabajo en Barcelona. Lo más sencillo sería pensar que ir por carretera, pero si sumo la gasolina, los peajes, etc. y la incertidumbre de no saber nunca cuando llegaré, a mí no me compensa. Independientemente de la capacidad económica que tengas, yo lo veo como una manera de entender el enfoque del día a día: es cómico ver cómo cada mañana nos encontramos todos a la misma hora, haciendo una cola infinita dentro del coche, pagando un precio muy alto, y encima tardando más que con alternativas mucho más sostenibles y que contribuyen a que la sociedad funcione mejor. Al final, después de mucho reflexionar, he decidido moverme en una bicicleta eléctrica plegable. Así es como si mi casa estuviera al lado de la estación; subo la bici en el tren, y en Barcelona en cuatro minutos estoy en el trabajo.

Rocío, Barcelona
Voy en bici por rapidez, economía y salud. Sólo necesito piernas y bici para pedalear, y no me resfriado.

Mariona, Barcelona
Hace 10 años que voy en bici. Me motivó a hacerlo el hecho de que salía del trabajo a las 12 de la noche, y entonces el transporte era un problema. Había probado el coche (caro, problemas para aparcar…), el metro (a veces no llegaba a coger el último), el autobús ( pasaba uno cada media hora…). Cuando me cambié a un piso más grande lo tuve clarísimo: probaría con la bici. Y me aficioné. Tanto, que desde entonces es mi único medio de transporte (excepto los días que llueve, etc.). La sensación de libertad cada mañana cuando voy a trabajar no tiene precio. No es bien bien libertad, pero es muy agradable salir pedaleando de casa y no apretujarme en el metro.

Borja, Barcelona
El día que tengo que subir al metro con la bicicleta porque llueve, es una auténtica tragedia. Todo el mundo se siente incómodo. Y tú, intentas no molestar, pero … A veces priorizo mojarme en vez de entrar en el metro. Todavía está muy poco preparado para que podamos subir con bicicletas. Supongo que las plegables tienen menos problemas.

Inés, Madrid
En Madrid hay muchas ganas de bici, noto mucho cambio en los últimos años. Tiene que ver la moda, la bici se ha convertido en una cosa muy estética, un símbolo de algunos grupos modernos.

Frank, Barcelona
Hace 30 años que voy en bici, y no lo dejaría por nada. Me da buen estado físico, no te enfrías, tienes menos estrés y llegas a todas partes de manera independiente. Sólo la dejo en caso de lluvia o avería, y a veces por bandalismo o porque no hay lugar donde dejar la bici.

Tania, Vallvidrera
Uso la bicicleta para bajar a trabajar a Barcelona, pero también para moverme por la montaña. En la ciudad acabo respirando una nube de humo entre coches. Intento taparme la boca con un pañuelo, pero aún así es inevitable notar el humo. Siento que los peatones, pueden cruzar la calle por donde quieran y con la bicicleta nos cuesta verlos si salen de repente entre dos coches. Si todos respetáramos las señales quizás habría menos accidentes. También tengo que decir que me siento observadíssima si en alguna ocasión subo a la acera (evidentemente una que sea lo suficientemente ancha) y tengo que compartir espacios con los peatones. Parece que las correas de los perros pueden ocupar toda la calzada pero no se puede compartir con nosotros. También soy crítica con los ciclistas urbanos que se saltan los semáforos y van como locos por los carriles bicis. Ayuda a la mala fama del resto de ciclistas.

Aurora, Barcelona
Estoy contenta de ir en bici por la ciudad. Estoy más en forma y acabo de poner una sillita para los niños. Hay gente que me dice que es muy peligroso, pero siempre vamos con mucho cuidado. Ahora bien, es cierto que, en bici, eres mucho más vulnerable. Eh! Siempre con casco; los pequeños que van en la sillita, también!

Jordi, Terrassa
Siempre voy en bicicleta. Últimamente cargo un montón de cosas y estoy pensando en comprarme unas alforjas. Moverme en bici facilita los desplazamientos y me da la sensación de que me da menos pereza moverme a varios lugares en un dia. El siguiente paso es poner el peso en la bici y no en mi espalda. Voy a asesorarme para ver que alforjas son las más adecuadas para mi bici.

Marta, Sabadell
Es el medio más barato en todo: seguro, mantenimiento,  impuestos y compra del combustible. Al principio las subidas pueden ser duras pero, en general, los viajes urbanos son más rápidos que en coche y, lo mejor, llego más cerca de donde quiero ir. Sin embargo, debo tomar precauciones para evitar el robo si la dejamos la calle. Me gustaría que hubiera más lugares para aparcar la bicicleta fácilmente y que los medios de transporte contemplaran un espacio para más de una bicicleta.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on PinterestShare on Google+Email this to someone

Montse Peiron

Responsable de investigación de Opcions.