La batalla contra el plástico de usar y tirar

Diversas entidades ecologistas aprovechan el Día Internacional Libre de Bolsas para denunciar el uso masivo de objetos de plástico de usar y tirar.
Bolsa de plástico de usar y tirar

La lucha contra las omnipresentes bolsas de plástico de usar y tirar viene de lejos y se han hecho pasos importantes. Pero cada 3 de julio se celebra el Día Internacional Libre de Bolsas porque queda mucho camino por recorrer. En Cataluña, la fundación Rezero ha tenido un papel clave para que la problemática de las bolsas de un solo uso esté encima de la mesa. Por un lado, con la campaña de sensibilización “Catalunya Lliure de Bosses”, que iniciaron hace doce años. Por otro lado, creando debate con distintos agentes sociales, económicos y ambientales, para impulsar que la administración aplicara políticas efectivas de reducción.

De estas, la más significativa ha sido la medida disuasoria del cobro de 2 o 3 céntimos por cada bolsa de asas, activada el marzo del 2017. Ahora bien, desde Rezero denuncian que esta medida es insuficiente. Creeen que, para que la prevención de residuos sea realmente uno de los ejes estratégicos de la sostenibilidad de nuestra país, se requiere una visión sistémica del problema y políticas transformadoras. En el caso de la bolsa de plástico, lo demuestran otras experiencias europeas: la prohibición total de la bolsa de plástico de un solo uso (Italia, Francia) y el gravámen ambiental disuasivo (como el caso de Irlanda, donde el año 2002 se redujo el 90% de las bolsas en tan solo tres meses con un gravámen equivalente a 20 céntimos de euro). En el caso de otros elementos ligados a la proliferación de envases y embalajes de un solo uso (como bandejas de plástico, envases plurimaterial, envoltorios de plástico y bolsas sin asas) también hay medidas efectivas para reducir su consumo rápidamente y con buenos resultados.

Aquest diumenge 1 de juliol de 2018, entra en vigor el Reial decret 293/2018, de 18 de maig, sobre reducció del consum de bosses de plàstic i pel qual es crea el Registre de Productors, on es prohibeix la distribució gratuïta de les bosses lleugeres d’un sol ús pel 2018, amb excepció d’aquelles molt lleugeres i de les bosses de plàstic amb espessor igual o superior a 50 micres amb un percentatge igual o major al 70% de plàstic reciclat. Es fixa una prohibició progressiva fins al 2021 quan s’estableix la prohibició total del lliurament de bosses de plàstic lleugeres i molt lleugeres al consumidor en els punts de venda de béns o productes, excepte si són de plàstic compostable. Al mateix temps es crea un registre de productors de caràcter administratiu i declaratiu que permetrà el control del compliment del decret.

Una de las limitaciones de la medida del cobro vigente es que solo afecta las bolsas de plástico con asas. Permite, en cambio, el uso indiscriminado de las llamadas bolsas de sección, las que se utilizan para comprar fruta y verdura a granel y también las que se sirven en mostradores de carne, embutidos, quesos, pescado y pan. Es una carencia significativa si tenemos en cuenta que el año 2016 representaban un 43,2% de las bolsas distribuidas en Cataluña.

Más allá de las bolsas de plástico de usar y tirar

Por otro lado, distintos colectivos ecologistas apuntan que hace falta ampliar el foco y denunciar el problema asociado a todos los productos de usar y tirar. Las bolsas son solo un ejemplo. Campañas como “Por un mar sin plástico”, apuntan en este sentido. El impacto de las imágenes aparecidas los últimos meses sobre la llamada “isla de plástico del Pacífico” juegan a favor de su objetivo. En Opcions hablamos de los residuos en el medio marino en el artículo “Los residuos que ‘desaparecen’… después reaparecen”, en el número 47.

Cartel de la jornada Fugim del soroll del plàstic de usar y tirar

En Barcelona, distintas entidades se han organizado para celebrar una jornada reivindicativa en el marco de los actos por el Día Internacional Libre de Bolsas, con  el apoyo de Opcions. Este domingo, 1 de julio, colectivos como Vidas Sostenibles, Posidonia Green Project i Barcelona Zero Waste Network, proponen una serie de actividades bajo el lema “Fugim del soroll del plàstic. Apunta’t a les solucions!” (‘Huyamos del ruido del plástico. Apúntate a las soluciones’), mirando también de sacar el foco de las bolsas de asas y ampliarlo a los objetos de plástico de usar y tirar.  En la programación, encontramos una recogida e identificación de los residuos que hay en nuestras playas y también una Flashmob. A las 12.30 h, el periodista Bruno Sokolowicz leerá el manifiesto “Por un mar sin plástico”. Durante la mañana, algunas entidades ofrecerán talleres prácticos para reducir la presencia del plástico en nuestras vidas, como un taller de cosmética casera a cargo de La Ecocosmopolita.

Está claro que la lucha contra la presencia masiva de plásticos pasa por un cambio de hábitos de la ciudadanía.  En Opcions tenemos distintos contenidos que ofrecen pistas y recursos para conseguirlo, como “5 maneras de desayunar en la escuela sin residuos” “Refrescos caseros: fáciles de hacer, baratos… ¡y sin envases!”,Como preparar pasta de dientes casera“, “¿Quieres aprender a hacer yogur?” y “Detergentes a granel y ecológicos, doblemente ecológicos”. La compra a granel, que se está recuperando, también es una buena práctica para evitar plásticos de un solo uso. En Barcelona, podemos localizar los comercios que permiten comprar a granel con el mapa Barcelona+Sostenible.


Laia Tresserra

Directora de Opcions

FacebookTwitterLinkedinPinterestGoogle+emailFacebookTwitterLinkedinPinterestGoogle+email