Acabar con el reinado del coche

Editorial del cuaderno 54 de Opcions "En marcha hacia una movilidad sostenible"
Coches aparcados ocupando espacio público. Acabar con el reinado del coche.

Ciudades inundadas de coches, con los peatones relegados literalmente a los márgenes. Medio rural salpicado de urbanizaciones sin servicios, donde el vehículo privado resulta indispensable para vivir. Tráfico constante de mercancías y, cada vez más, en servicios al por menor: de la pantalla a la puerta de casa. Modelos de ciudades y estilos de vida adictos al petróleo. ¿O no?

Portada cuaderno 54 Movilidad Opcions

Con el peak oil encima e índices de contaminación que atentan contra nuestra salud, todas las miradas se dirigen hacia el coche eléctrico. Pero, ¿representa realmente el cambio que nos permitirá no cambiar nada? El artículo de Montse Peiron rompe con el mito del coche de emisiones cero y pone de relieve las razones ambientales y sociales que obligan a una transformación más profunda: sustituir la flota de vehículos con motor de combustión por vehículos eléctricos no es la solución al desafío que tenemos sobre la mesa. Tenemos el reto colectivo de construir un nuevo modelo de movilidad que acabe con el reinado del automóvil. Durante décadas le hemos regalado nuestro espacio público y ahora toca reconquistarlo. Porque el precio que pagamos por la comodidad y la libertad es demasiado alto y no nos lo podemos permitir.

El objetivo está claro, y la entrevista a Olga Margalef, de la Plataforma por la Calidad del Aire, aporta sobrados argumentos. Sin embargo, el camino para alcanzarlo es incierto y la controversia está servida. Se necesita información contrastada sobre los efectos de las medidas que se pueden tomar desde la administración, pero penalizar el uso del vehículo privado parece ineludible.

Mientras el cambio global no llega, tenemos en nuestras manos las herramientas para empezar a hacerlo realidad en nuestras vidas. Las explicamos en la guía práctica. Las tres claves del consumo consciente aplicadas a la movilidad serían:

  1. Reducir el uso del vehículo motorizado y conducir de forma que se minimice el gasto energético.
  2. Compartir trayectos y vehículos: el transporte público es el mejor aliado, pero para ciertos usos también tenemos el carsharing y el alquiler.
  3. Si tenemos que comprar un vehículo, que sea eléctrico y con la autonomía justa que necesitemos.

Para muchos, decir adiós al coche es una renuncia difícil, porque se asocia con pérdida de libertad. Por ello hemos querido dedicar el reportaje a mostrar las vacaciones de personas que viajan a pie, en bicicleta, a caballo o en velero. Sus testimonios no dejan lugar a dudas: la libertad es mucho más que un vehículo, y para disfrutar del camino basta con tener claro el horizonte perseguido.


Laia Tresserra

Directora de Opcions