Tiendas eróticas y “tuppersex”

Condones, juguetes o lubricantes. Si queremos opciones con valor añadido, nada mejor que dejarnos asesorar por tiendas de confianza. O participar en un tuppersex planteado con una mirada positiva y abierta de la sexualidad.
Botiga eròtica
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on PinterestShare on Google+Email this to someone

A menudo, a pesar de querer consumir de forma consciente, nos falta el tiempo para informarnos. O si lo tenemos, nos perdemos en un mar de datos. Ante estas situaciones, una solución es “jugar en casa”: comprar en espacios afines a nuestros valores. En esta entrada recomendamos algunas tiendas eróticas y tuppersex alternativas.

Rompiendo tópicos

La clásica imagen del “sex-shop” como un lugar oscuro y sórdido hace tiempo que está cambiando, y cada vez abundan más tiendas eróticas con estéticas diversas y alejadas del tópico. Así, dentro de esta mirada más “actual” a las tiendas eróticas, encontramos bastante diversidad.  Hemos conocido proyectos con propuestas atractivas, como actividades educativas (talleres) o artísticas (exposiciones), que transmiten una visión desinhibida y positiva de la sexualidad. No obstante, mantienen un enfoque muy comercial, centrado en el ”éxito”, los genitales y los orgasmos (con talleres sobre “cómo estar guapas”, o “cómo hacer mejores cunnilingus o felaciones”, por ejemplo). Pero también hemos encontrado algunas propuestas más afines a una visión de la sexualidad amplia, no centrada en la penetración ni en el coito.

Tiendas y tuppersex alternativas

Desmontando a la Pili (Zaragoza y Sevilla) es una cooperativa de mujeres que trabaja en el mercado erótico desde valores como el respeto a la diversidad, el feminismo y el consumo responsable, que se plasman en el enfoque de todas sus actividades.

En su web explican que “La Pili” representa todo aquello que está en nosotras mismas (los miedos, los tabúes, las  inseguridades, dudas, frustraciones y represiones que sentimos con respecto a nuestras vivencias sexuales y afectivas) y que nos impide vivir nuestro sexo de un modo libre y alegre.

Ofrecen su tienda (física y virtual, con reparto en bicicleta), talleres, asesoría y terapia sexológica, reuniones tuppersex (también específicas para colectivos con necesidades especiales como personas “mayores”, con diversidad funcional o para quienes están pasando por un proceso oncológico), y hasta “ecodespedidas de soltera”.

Los placeres de Lola (Madrid y 5 comunidades autónomas más) ofrece tienda física en Madrid y reuniones tuppersex (además de en la capital en las Castillas, Aragón, Galicia i el País Valencià) hechas por y para mujeres (pero abiertas a todos los públicos), formación en sexualidad y asesoría sexológica (también virtual). Trabajan desde una perspectiva “Sex Positive” [en inglés] (movimiento social que promueve una mirada positiva y abierta a la sexualidad), extendiendo una sexualidad sana y divertida.

*Placer con sentido (Barcelona) ofrece tienda en línea, reuniones tuppersex, cursos, psicoterapia y training sexual. Su principal valor añadido es ser una empresa creada por sexólogas y psicólogas, que son quienes se encargan de las reuniones y talleres. Por lo mismo destaca el proyecto Sexperimentando (Asturias), que también cuenta con tienda en línea.

Seda Calenta (Banyoles, Girona). Ofrece talleres y reuniones tuppersex “feministas y educativas” en las que los juguetes son también un pretexto para hablar de los cuerpos, el placer, desmontar mitos y tabús.

Arte erótico: porno ecologista y feminista

El sexo ha inspirado numerosas expresiones artísticas. Aquí reseñamos dos proyectos que imbrican lo sexual con lo medioambiental, y una sugerente web donde recopilan películas, relatos e imágenes desde una mirada poco habitual.
Salvar el planeta es sexy” es uno de los lemas de Fuck For Forest, una ONG alemana que realiza vídeos eróticos amateur en la naturaleza y dedica los beneficios de las ventas (que superan los 300 mil dólares) a la protección de las selvas tropicales de América del Sur y Centroamérica, amenazadas por la deforestación. En este artículo puedes leer más sobre el proyecto.

Ecosex” es una propuesta teórica, artística y activista de Annie Sprinkle y Elisabeth Stephens que explora las intersecciones entre la sexología y la ecología. Las autoras nos invitan a ver a la naturaleza como una amante a la que  cuidar y con la que gozar, a través de experiencias de placer en contacto con la naturaleza (Sprinkle es la principal precursora del postporno, corriente que visibiliza cuerpos y prácticas sexuales fuera de la norma). Un ejemplo de esta mirada es su documental “Goodbye Gauley Mountain-An Ecosexual Love Story”, sobre los peligros y repercusiones de la minería a cielo abierto.

Erógenas, el arte de excitarte es una web que recopila material erótico audiovisual que “encaja mejor con la erótica femenina”, creada “ante la dificultad de encontrar paginas porno de nuestro gusto, y respetuosas con nosotras”, para “mostrar diferentes cuerpos, diferentes placeres y apetencias” y “mostrar a la mujer no solo como persona deseada, sino también como persona deseante”.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on PinterestShare on Google+Email this to someone

Toni Lodeiro

Divulgador y consultor en nueva cultura del consumo (Opcions Consultoría) | facebook.com/toni.lodeirozas | @tonilodeiro | tonilodeiro.net


Verónica Ramilo

Sexóloga