Liberemos los libros

¿Tienes un libro que ya no volverás a leer? ¿Quieres que otra persona disfrute una lectura que te ha encantado? A menudo tenemos estanterías llenas de libros que sólo acumulan polvo. Con el "bookcrossing" dejamos que más gente los descubra y, de pasada, ayudamos a ahorrar recursos y reducir el consumo.
Bookcrossing

Si echamos un vistazo a la librería, seguramente nos daremos cuenta que tenemos muchos libros que no no nos volveremos a mirar jamás. En lugar de acumularlos podemos darles más sentido de varias maneras:

  • Prestarlos.
  • Regalarlos; un regalo no tiene porqué estar asociado con un objeto nuevo a estrenar ni con un gasto de dinero. También podemos regalar la oportunidad de leerlos: los prestamos a quien recibe el obsequio y los recuperamos cuando los haya leído.
  • Darlos a bibliotecas u otros locales donde acude gente a leer (centros sociales, algunos cafés, albergues…).
  • Introducirlos en el circuito de libros de segunda mano.
  • Participar en alguna iniciativa organizada de reutilización de libros.

De este modo facilitamos que los libros pasen de mano en mano, creando entre todos una gran biblioteca global. La iniciativa organizada con este sentido que es más conocida es el bookcrossing (‘intercambiar libros’). Consiste en dejar libros en espacios públicos (liberarlos) para que alguien los pueda coger, leer y volver a liberar. Además de posibilitar la circulación de libros entre personas que nunca se verán y a través de lugares cualesquiera, también facilita el acceso a libros propiedad de alguien que está dispuesto a prestarlos durante un tiempo.

Bookcrossing

­

Qué hace falta

  • Ganas de participar.
  • Acceso ocasional a internet.
  • Se recomienda un mínimo conocimiento de inglés, pero no es imprescindible.

­Cómo funciona

Se puede acceder a la red de bookcrossing a través de la web (en inglés), que también tiene versión española (ésta tiene partes en español pero en algunos apartados salta a la versión inglesa). Cualquier persona puede consultar la información que los participantes van poniendo.

 

 Si encuentras un libro liberado

En un bar, un parque, junto a un árbol, en una cabina de teléfonos, un cajero automático, un taxi… puedes encontrar un libro con una etiqueta en la portada que diga más o menos esto: ¡Pasa este libro a alguien o déjalo libre en su aventura! No me he perdido, soy parte de un club de libros global. Más detalles en el interior.

 

Hola! Hello! Bonjour! Guten Tag!
Soy un libro muy especial. Mira, estoy viajando alrededor del mundo haciendo nuevos amigos. Espero haber encontrado otro amigo contigo.
Por favor, visita www.bookcrossing-spain.com
e introduce mi núm. BCID (lo encontrarás más abajo).
Descubrirás donde he estado y quien me ha leído, y podrás hacer saber que estoy a salvo aquí, en tus manos. Y después ¡LÉEME y PONME EN LIBERTAD!
BCID: 637-35983

 

Es un libro que alguien ha liberado. Dentro encontrarás otra etiqueta parecida a la de Hola!Hello!Bon  Jour! Guten Tag!. Como verás, se te pide que cuando encuentres (“caces”) un libro vayas al web y participes haciendo esto:

  • Anotar en el diario del libro que lo has cogido y qué harás: te lo quedas un tiempo para leerlo, lo guardas en tu biblioteca pero quien quiera te lo puede pedir, lo vuelves a liberar, se lo das a alguien en mano…. En este último caso, quien lo reciba tendría que anotar una nueva entrada en el diario.
  • Cuando quieras, liberarlo de nuevo: ir a la página de liberación, rellenar la información que se pide y dejarlo donde hayas indicado.

Se puede encontrar un libro liberado en cualquier lugar, pero lo más habitual es encontrarlo en las zonas oficiales de cruce. Son lugares que los participantes suelen usar para dejar y coger libros. En el web se pueden consultar todas las zonas oficiales que hay en España. Cualquiera puede montar una, sólo hace falta notificarlo en la web.

 

Si quieres liberar libros tuyos

  • Regístrate como miembro de la red. Es totalmente privado y gratuito.
  • Registra el libro. El programa te dará un código BCID para el libro.
  • Hacer una nota de liberación (release note) para indicar donde dejarás el libro.
  • Etiquetarlo: enganchar la frase de alerta en la portada y la etiqueta interior con el código BCID. En el web encontrarás muestras de etiquetas, pero también las puedes confeccionar a tu gusto. Es conveniente poner el símbolo del libro andando, que es universal.
  • Liberarlo donde hayas indicado.

Si quieres localizar un libro

En el web hay el catálogo de libros liberados. Puedes buscar un libro por autor, título, ISBN o temática, el programa te indicará donde está. Si está en la biblioteca particular de alguien, le podrás enviar un correo electrónico para pedírselo. Si está en un lugar público puedes ir y cogerlo… si todavía está; la información de la web se actualiza cada veinte minutos.

También puedes consultar qué libros hay en una zona de cruce determinada.

 

¿Cuánto cuesta?

  • Es gratuito, tanto apuntarte como participar.
  • Las indicaciones del portal son muy claras. Algunos apartados del web están sólo en inglés; hay un manual en español que te guía paso a paso y una dirección electrónica donde puedes pedir ayuda.
  • En el web también están todos los lugares donde puedes ir a buscar libros.

¿Qué ganamos?

  • Puede participar todo el mundo, también los pequeños.
  • Literatura, aventura, altruismo, compartir, experimentar el desapego de objetos materiales… !todo en uno!
  • Podemos conocer incluso libros de otras partes del mundo, y con mucha historia.
  • Incrementamos el número de personas que leen un libro.
  • Si queremos, podemos formar parte de un grupo. Además de estar en contacto a través de internet o del teléfono, los miembros de la red de cada localidad se reúnen dos veces al mes (el segundo martes y el último viernes).
  • Reutilizamos recursos (papel, tinta, transporte…). Convertimos un objeto que no usamos en un objeto útil.
  • Algo más de espacio en casa.

Deja un comentario