Opciones conscientes en móviles nuevos

Tres marcas a tener en cuenta si necesitamos un móvil y, por lo que sea, descartamos conseguir uno de segunda mano.

Antes de comprar un móvil nuevo, tenemos la opción de buscar uno de segunda mano y dar una segunda oportunidad a un aparato que, de otra forma, puede acabar engrosando las toneladas de residuos de este tipo. Ahora bien, si nuestra opción es comprar uno nuevo, tendremos que informarnos bien sobre los criterios de elección de un móvil.

En cuanto a marcas, Fairphone y Wipro son fabricantes de móviles que se preocupan por el impacto social y ambiental de sus productos. Y los Blackphone protegen nuestra privacidad. Las tres marcas se pueden comprar en internet.

 

Fairphone

Fairphone es la marca y el nombre de una empresa muy enfocada en tres aspectos de la fabricación de los móviles: el origen de las materias primas, las condiciones laborales y la durabilidad del aparato.

En cuanto a materias primas, participa en The Dragonfly Initiative, que ha analizado las problemáticas relacionadas con 38 minerales (con parámetros como por ejemplo el riesgo de agotamiento, la relación con conflictos armados y con problemas de salud o varios impactos ambientales) para identificar las posibilidades de mejora en el abastecimiento de materias primas. Fairphone se concentra en los diez minerales con más potencial para introducir cambios duraderos.

Entre ellos encontramos los reconocidos internacionalmente como “minerales de conflicto”, por obtenerse muy mayoritariamente de zonas con conflictos bélicos o bajo control militar, debido al valor estratégico de las materias primas que obtenemos de ellos. Por ejemplo, el mineral coltán contiene tántalo, un elemento insustituíble (por ahora) para hacer condensadores, imprescindibles a su vez para fabricar aparatos tecnológicos muy compactos (móviles y también GPS, portátiles, tabletas, MP3, etc.). Las “materias primas de conflicto” son las llamadas 3TG, por sus siglas en inglés: estaño, tungsteno y oro, además del tántalo.

Fairphone nos informa de que, en sus móviles, un 90% del tántalo, un 95% del estaño y un 85% del tungsteno proceden de zonas sin conflictos bélicos; los dos primeros de la República Democrática del Congo y el tercero de Ruanda. En el caso del oro el porcentaje todavía llega sólo al 3% y corresponde a minas peruanas. Sin embargo, la empresa ha empezado a abastecerse bajo los principios del comercio justo de minas artesanales de pequeña escala de Uganda en las que no hay trabajo infantil, un problema social y económico significativo en el país africano. Se trata de un proyecto para mejorar las condiciones de trabajo en el que se han involucrado tres organizaciones mineras locales y en el que también participan Royal Philips, Solidaridad, Hivos/Stop Child Labour y UNICEF.

La compañía ha desarrollado un mapa interactivo en código abierto mediante el cual podemos seguir la pista de toda la cadena de suministros con los que se fabrica un Fairphone.

En cuanto a condiciones laborales, las mejoras no son fáciles ya que la mayor parte de los componentes de un Fairphone se fabrican en China, un país con una legislación laboral altamente restrictiva de derechos. Ello ha impedido conseguir avances tras más de un año de negociaciones con la empresa que ensambla los Fairphone; la mejora de las condiciones laborales en China es una carrera de fondo. Sí ha habido éxitos en el caso de su proveedor de carcasas, Broadway: se ha mejorado el diálogo de los trabajadores con los empresarios y se ha reducido su exposición a sustancias químicas peligrosas. Fairphone es miembro de la Clean Electronics Production Network, una organización que trabaja para eliminar la exposición laboral a sustancias tóxicas.

El Fairphone está diseñado para durar al máximo: es el primer móvil del mundo modular, es decir que se pueden sustituir individualmente componentes estropeados, y la empresa ofrece talleres de reparación para facilitar que le demos una vida lo más larga posible. Además, el diseño del móvil también persigue que cuando sea residuo se puedan recuperar el máximo de materiales.

La empresa tiene la sede en Ámsterdam y  trabajan unas sesenta de personas de veinticinco países. Uno de sus cofundadores es el mallorquín Miquel Ballester.

 

Wipro

Es una empresa de la India que ocupa el primer lugar, y destacado, en el ranking que se publica en la Guide to Greener Electronics de Greenpeace (podéis verlo representado en la imagen que encabeza este artículo). Este ranking, actualizado el noviembre del 2012, evalúa dieciocho grandes empresas fabricantes de aparatos TIC en cuanto a energía (fuentes renovables, eficiencia, emisiones…), durabilidad, uso de materias primas y prácticas sostenibles a lo largo de todo el ciclo de vida de los equipos. No es una valoración sobre productos concretos, sino sobre el comportamiento de toda la empresa.

La buena nota de Wipro (7,1 sobre 10, la única empresa que supera los 5,7 puntos) deriva sobre todo de sus prácticas en cuanto a energía y recuperación de aparatos después de su uso, y también ha avanzado bastante en el abandono de materias primas tóxicas o conflictivas: pregunta a los proveedores por el origen de las materias primas, no compra las que vienen de regiones en conflicto en el caso del estaño, el tungsteno y el oro y ha establecido un proceso de evaluación y toma de decisiones sobre los proveedores que tiene que culminar no comprando ningún mineral que venga de zonas en conflicto.

Los fabricantes de los dos “móviles estrella”, Apple y Samsung, están suspendidos por Greenpeace (4,6 y 4,2 puntos, respectivamente).

 

Blackphone

Este es un móvil de la empresa norteamericana Silent Circle, que pone todo el acento en la protección de la privacidad. El sistema operativo Silent OS (basado en Android) impide las actualizaciones involuntarias y la cesión inadvertida de datos personales u otra información a las operadoras o terceros, y permite al usuario configurar al detalle los permisos que quiera dar a las aplicaciones para acceder a datos guardados en el móvil.

Incluso hay privacidad entre los cuatro perfiles o móviles virtuales que acoge el Blackphone: es como tener cuatro móviles independientes en un mismo aparato.

 

Connexión ética

Si estamos de cambios de móvil, es buen momento para replantearnos también con qué compañía contratamos el servicio de telefonía. Som Connexió es una cooperativa sin ánimo de lucro que, con un modelo colectivo y democrático, ofrece, desde 2014, servicios de telefonía y acceso a Internet. Proporciona telefonía móvil en forma de compra colectiva al operador móvil virtual MasMovil, que utiliza la red del operador Orange. Colabora y comparte valores con guifi.net y actualmente está en pruebas el servicio de telefonía e Internet fijo (ADSL, fibra) a través de compra colectiva con Vodafone. Podemos acceder a sus servicios haciéndonos socios de la cooperativa, pidiendo a alguna persona socia que nos apadrine o a través de la cooperativa integral de consumo Opcions.


Montse Peiron

Redacción de Opcions.